Materia prima

Madera tratada en autoclave para exteriores

  

Tipos de madera

- Pino de Flandes o abeto laminado: Recomendado para elementos estructurales en pérgolas, construcciones o porches (vigas, jácenas, pilares...).

- Pino de Flandes o abeto macizo: Recomendado para elementos no estructurales (cubiertas machihembradas, tarimas, vallas...)

- Madera tropical (Ipe, Cumaru, Iroko): Utilizado para proyectos de alta gama en los que se busca el mejor resultado estético y máxima durabilidad.

 
Tratamiento

En TRANSOL trabajamos con madera tratada autoclave mediante el sistema Bethell Impralit KDS, el tratamiento más eficaz a presión para protectores hidrosolubles. El objetivo es conseguir la máxima retención del protector en la madera tratada, impregnando la mayor parte posible de la pared celular y rellenando los vacíos celulares con el protector, facilitándose este llenado con un vacío inicial. Es un tratamiento de vacío - presión - vacío. Se inicia con un vacío previo a 620 mm HG para extraer el aire existente en las células. A continuación manteniéndose el vacío se introduce el líquido y se procede a ejercer una presión de 10Kg/cm2. El vacío final sirve para regular la cantidad de líquido protector introducido en la madera.

 
Protector

IMPRALIT KDS es un protector de la madera en forma de sales hidrosolubles, cuyos principios activos son boratos y cobre. Esta solución sin cromo ni arsénico elimina los riesgos de toxicidad que implicaban este tipo de sales en el pasado y garantiza una gran eficacia en el tratamiento de la madera contra el ataque de insectos y hongos destructores de la misma, incluyendo termitas, así como el azulado y los hongos de pudrición. IMPRALIT KDS cumple las normativas UNE 56.418-88, UNE 56.417-88 y las normas europeas EN 335-1, EN 335-2, EN 47, EN 73, EN 84, EN 113, British Standart BS.5589, comité de pruebas del Instituto de la construcción “Institut Für Bartechnik” de Berlín (autorización Z-58.1-1361), así como la DIN 68.800-3.

 
Resultado

Se consigue una madera protegida contra toda clase de carcomas y pudriciones. Una vez seca no mancha ni ensucia, no existe ningún riesgo de toxicidad, y puede pintarse, encolarse y clavarse sin dificultad. El comportamiento corrosivo frente al acero o aluminio y su inflamabilidad es el mismo que el de la madera no impregnada. La madera tratada es adecuada para todo tipo de construcciones, incluidas las que están en contacto con personas o animales.
Las maderas tratadas con IMPRALIT KDS quedarán protegidas eficazmente frente a riesgos 1 a 4 descritas en las normas EN 335-1-92.

 
Aplicaciones

Sus aplicaciones se extienden a todos los campos en que se utiliza la madera. A modo de ejemplo señalar sus aplicaciones en pavimentos de madera, elementos estructurales, agricultura, construcciones decorativas, parques infantiles, jardines, vallas, etc.

 

Procesado de la madera

Corte, mecanizado, lijado y barnizado de madera

  

Mecanizado

El procesado de la madera consiste en diversas fases que convierten la madera bruta que proviene de aserraderos en materia lista para cualquier aplicación comercial.  Se pule, se mecanizan los encastes, se bisela y se realiza cualquier otro acabado que se precise para cada uso determinado. Disponemos de maquinaria para el retestado y corte de la madera, taladros, fresadoras y lijadoras garantizando así la máxima precisión en el proceso de mecanización para que la madera pueda ser instalada sin retoque posterior alguno.

 
Aplicación de lasur

Asimismo disponemos de un área para el tintado de la madera mediante pistola con compresor de aire para la aplicación de lasur para dar el acabado final al material, aplicando siempre mínimo dos capas para conseguir el mejor resultado final. El lasur (o barniz protector a poro abierto) es un producto en base agua que incorpora, además de protección frente al sol, principios fungicidas que complementan cualquier otra protección de la madera. Es recomendable su aplicación para evitar la degradación del pigmento de la madera, además de dotarla de un color a elección del cliente a escoger entre una amplia gama (pino, castanyo, roble, nogal...).

  

 

En TRANSOL procesamos la madera cuidando cada detalle para conseguir un producto final óptimo adaptado a las necesidades del cliente.